¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos
Finalmente y despues de tanta espera llegó el día de conocer una bodega. Tres años haciendo El Vino del Mes y todavía no había podido conocer una. 
La cita era a las 10:00 en la Bodega SinFin. Una bodega familiar que hace casi 40 años se dedica a la producción y venta de uvas y desde hace 8 años están elaborando vinos de alta calidad con la filosofía de elaborar sensaciones y guardarlas en cada botella para desbordarlas en el momento oportuno

Salimos de la cabaña temprano con el GPS cargado con las coordenadas que indicaban RP 50 Nº 2668, Rodeo del Medio, Maipú.
Al cabo de unos kilómetros, estábamos estacionando el auto en explanada de acceso a la bodega.
Nos recibió Anabel Caselles quien nos llevó a recorrer todas las instalaciones y nos presentó a toda la gente de la bodega.
Actualmente están llevando adelante una gran obra de remodelación con el objetivo de abrirse al enoturismo. Muchas ideas puestas sobre la mesa que garantizarán el éxito del proyecto una vez que estén en marcha: un gran salón que podrá usarse para conferencia, eventos, presentaciones, cumpleaños, casamientos, etc. Mesitas al aire libre para sentarse a disfrutar de un rico vino una tarde de soleada con vista a una laguna con una fuente de agua en forma de espiral (logo de SinFin). Un tablado en la zona de la sala de barricas donde habrá un espacio de arte (shows, recitales, etc.). Salas de degustación exclusivas para prensa y grupos de cata especializados. Una cava privada con una puerta de siete llaves donde guardarán los tesoros de la familia. 
También tienen pensado un espacio para ubicar un Wine Store, donde cada visitante podrá adquirir los productos y el merchandising de la bodega.

Hicimos todo el recorrido productivo: el lagar, donde se recibe la uva, el famoso SinFin de la molienda, los tanques y las piletas de fermentación y la sala de barricas (provisoria). 
Luego fuimos a ver el quincho que cuenta con una parrilla (churrasquera) gigante, horno industrial, mesada espectacular y un gran espacio para disfrutar de reuniones familiares y de amigos (además de la pileta y el amplio solarium).


Después llegó el momento más esperado (por mi). Fuimos a buscarlo a David Funes, el enólogo de la bodega, que estaba en laboratorio, con quien nos dirigimos nuevamente a las piletas y tanques para probar algunos vinos. Tuve el honor de poder servir una copa de Cabernet Sauvignon desde el tanque. Luego fuimos a la sala de barrica y probamos algunas cosillas.

Bonarda 2011 de pileta sin madera. Mucho color, mucha fruta y notas mentoladas. Cuerpo medio y buena acidez.
Bonarda 2011 de pileta con madera. Al anterior se suman notas de chocolate y un fin al dulzón.
Syrah 2012 de pileta con madera (que vinifican para un cliente de EE.UU.). Fruta roja con toques florales, bien equilibrado y de paso sutil y agradable. (Saldrá en alguna futura añada un SinFin Guarda Syrah?? Ojo eh!!)
Cabernet Sauvignon 2011 de tanque con madera. Este lo serví yo!! jeje!! Un cóctel de pimienta con morrón asado de gran cuerpo y bien intenso. Sumamente exquisito y de largo final. (Acá ya estaba para un bife de chorizo!)
Malbec Gran Guarda 2011 de barrica. Palabras mayores. Actualmente se comercializa el Gran Guarda 2009. Este malbec que ya lleva un tiempo en barrica y le espera otro tanto, se muestra con muchas capas aromáticas para desplegar su potencial. Sin dudas un gran vino que será merecedor de muchos premios.
También probamos por separado, barricas de Bonarda, Cabernet Sauvignon y Malbec que son las bases para un blend que saldrá luego de 24 meses aprox. 


Finalmente volvimos al laboratorio y David nos preparó un blend con muestras que había tomado de las barricas. Denominado jocosamente como "El Blend del Pelado" pudimos probar lo que seguramente será el vino tope de gama de la bodega en el 2014.


Realmente quiero agradecer profundamente a Anabel y David por todo el tiempo que nos dedicaron y lo bien que nos recibieron, así como también a Juan Carlos Caselles.

Luego salimos rumbo a la bodega Familia Zuccardi, donde hicimos la visita guiada a las instalaciones de la bodega y participamos de una degustación de vinos de la línea de gama baja (Santa Julia y Alambrado).


Luego atravesamos los viñedos, pasamos Casa del Visitante y llegamos a Pan & Oliva donde nos encontramos con Torey Novak quien nos guió durante la visita a la planta productora de aceite de oliva. Todas las máquinas son italianas y es destacable el nivel de limpieza que hay en todas las instalaciones.
Finalizado el circuito productivo nos sentamos para hacer la degustación de dos aceites:
Zuccardi Varietal Arauco: Es bastante frutal, con un fondo amargo y picante.
Zuccardi Bravo: El aceite ícono de la bodega que busca mostrar la identidad de Maipú como una de las grandes zonas oliovícolas del país. Es un blend de 80% Arauco y 20% Picual que se vende fraccionado en botellas de 500ml. y en una imponente caja. Mucho más intenso en nariz que el anterior y un importante picor en boca.
Durante la charla con el especialista, nos anotamos algunos tips a tener en cuenta a la hora de elegir un aceite en la góndola y los compartimos con ustedes:
  • Fijarse que tenga de denominación "Extra Virgen" (ahora empiezan a nombrarse "Virgen Extra").
  • Verificar que sea prensa en frío.
  • Verificar que la acidez no supere los 0.5°.
  • Envase de vidrio oscuro que protege de la luz.

Algunos datos interesantes que surgieron: entran 400 olivos por hectárea, cada planta da 30 kilos de aceitunas por año y para obtener 1 litro de aceite se necesitan 6 kilos de aceitunas.

Una vez finalizada la charla, compramos algunas cositas y partimos, pero antes de abandonar el lugar, recorrimos algunos cuarteles para ver más de cerca las vides.


Al salir, ya con hambre dado que eran alrededor de las 15:00, nos dirijimos rumbo al restaurante Casa de Campo en Coquimbito, Maipú, que nos habían recomendado David y Anabel (de SinFin) y Francisco (de Logia Petit Verdot).
Por supuesto, me elegí uno de los platos tradicionales de la casa: Conejo al horno de barro y unas empanadas de entrada. Solo dos palabras para describirlo: IM-PRESIONANTE!!


Luego, ya cayendo la tarde, volvimos de regreso para descanzar en la cabaña y armar todo porque como conté en la nota anterior, al día siguiente partíamos rumbo al nuevo destino: Casa Margot. Esa experiencia se las cuento en la próxima entrega.

Por si no viste las notas anteriores, acá dejo los enlaces:
Hasta la próxima!!



Desde la planificación del viaje ya sabíamos que había mucho por recorrer y conocer en esta magnífica provincia. Por supuesto que para conocer todo hubiésemos necesitado mucho más que unos escasos (pero rendidores) quince días.
En nuestra estadía en el norte estuvimos recorriendo y conociendo los siguientes puntos de interés:

Día 2 - Recorriendo el Mendoza Capital
Area Fundacional, donde Pedro del Castillo en 1561 puso la primera piedra para la construcción de la ciudad. El recorrido lo hicimos en el auto, pasando por varias plazas (Independencia, San Martin, Italia, España y Chile), la peatonal Sarmiento y el Barrio Cívico.
Parque General San Martín espacio verde de gran extensión que, salvando las distancias, me hizo acordar a los bosques de Palermo. En el mismo se encuentran el Rosedal, una Escuela,  el Club de Regatas, el Estadio Islas Malvinas, el Teatro Frank Romero Day (donde se hace la Fiesta de la Vendimia), el Jardín Zoológico, el Club de Golf, un Observatorio, un Velódromo, el Club Independiente de Rivadavia, el Club Hípico, y el famoso Cerro de la Gloria que lo subimos a pie (1000 msnm).



Antes de abandonar el centro para volver a Chacras, contratamos la excursión de Alta Montaña para realizar al día siguiente.

Día 3 - Alta Montaña
Temprano a la mañana una combi de la empresa Geovix, al mando de Luisito y con Lorenzo como guía, pasaron a buscarnos para encarar un día muy emocionante.
La excursión duró prácticamente todo el día, ya que salimos a las 8:00 y regresamos a las 19:45. El objetivo era llegar hasta el Cristo Redentor ubicado a 4000 msnm. en la línea imaginaria que separa Argentina de Chile. Para ello hubo que atravesar varios puntos históricos de las Rutas Sanmartinianas y nos deleitamos con la belleza natural del paisaje que regala la Precordillera, el Río Mendoza y el magnífico Cordón del Plata
Sacando el último tramo, ascenso al Cristo Redentor, se puede hacer toda la excursión con auto propio. Obviamente el último tramo también pero se lo dejo a los audaces que les gusta transitar por caminos de caracol en la montaña con zonas de extremo riesgo. Mi recomendación es contratar la excursión ya que asi se puede disfrutar de todo el paisaje.
El viaje comenzó recorriendo la Ruta 40, hasta la 7, donde entramos en la zona pre-cordillerana y visitamos Potrerillos. Luego seguimos hasta Uspallata y continuamos el recorrido hasta Punta de Vacas, Los Penitentes, Puente del Inca, Mirador del Aconcagua y Las Cuevas, siempre al pie de la cordillera. Finalmente, como las condiciones climáticas lo permitieron, subimos al Cristo Redentor. Nos habían recomendado llevar un abrigo, y apenas pusimos una camperita en la mochila. Yo les recomiendo cuando vayan, lleven más de un abrigo!! Hacía mucho frío y hasta llegamos a ver caer un poco de nieve. Por suerte en los puestitos de souvenirs te vendían un  exquisito y oportuno chocolate caliente.
Durante la vuelta, paramos a almorzar en Las Cuevas, y luego pasamos por el Puente histórico Picheuta que lo habíamos dejado de lado a la ida para poder llegar mas temprano al Cristo.
Tengo que destacar la pasión que le puso Lorenzo (el guía) durante todo el viaje y tal como dijo él dar gracias a la montaña por permitirnos ir y volver.



Día 3 - Termas de Cacheuta
Este día amaneció caluroso, y nos vino bárbaro porque habíamos planeado ir a pasar el día a las Termas de Cacheuta. A tan solo 38 Km de la Ciudad de Mendoza se encuentra el Parque de Agua Termas de Cacheuta,  un parque con piletas de agua termales de diferentes temperaturas y enclavado en la montaña.
Por tan solo $25.- tenés acceso a pasar el día con todas las instalaciones a tu disposición.
Antes de entrar fuimos a visitar el Hotel & Resort con la intención de quedarnos ahi pero como no aceptan chicos seguimos hasta el Parque. 


Al regresar, luego de un día de sol, agua y montaña, fuimos al Palmares Open Mall y cenamos en La Marchigiana. Un lugar altamente recomendable de cocina ítalo argentina.


Día 5 - Villavicencio
El quinto día dejábamos Ventanas de Chacras por la mañana y como teníamos check-in en nuestro próximo destino a las 14:00 decidimos ir por la mañana a recorrer la Reserva Natural Villavicencio y conocer el famoso hotel de la botellita de agua que hace unos cuantos años dejó de estar en funcionamiento.
Tras recorrer 45 kms. por la ruta 52 hacia el noroeste, ingresamos a la Reserva que comprende una de las Áreas Naturales Protegidas de Mendoza, con una extensión de 70.000 hectáreas y su gran riqueza arqueológica, histórica, cultural y faunística.
Al llegar a la entrada del Hotel Termas de Villavicencio, seguimos por el camino de los caracoles hasta el primer mirador (3 kms.), sacamos fotos y volvimos. El camino no estaba muy bueno. De hecho al día anterior había estado cerrado por derrumbes.
Finalmente entramos a conocer el hotel y recorrimos sus parque y jardines.
Como dije antes, al regresar cargamos el auto con todo y nos fuimos a Casa Margot, donde nos estaban esperando para darnos la bienvenida (contaré toda la experiencia en la parte IV del relato).




Como habrán notado, en el relato falta el Día 4. Esto es porque ese día estuvimos visitando dos bodegas y lo contaremos en una nota aparte (la siguiente).

Por si se perdieron el inicio de la bitácora, acá está la primera nota: El Viaje de Ida.

Los espero en la próxima publicación. Gracias por leer y comentar.





Históricamente, mis vacaciones de verano con mi familia siempre tuvieron una playa como destino. Primero porque a mi mujer y mi nos gusta mucho y segundo porque tenemos dos nenas que desde que nacieron disfrutan enormemente de la arena, el sol y el mar durante el maravilloso (y siempre escaso) período de receso laboral y escolar.

Pero este año todo fue diferente. Desde que nació este proyecto de El Vino del Mes, que quería conocer la Tierra del Sol y del Buen Vino. Casi sin pensarlo y de común acuerdo allá por octubre decidimos con Nati (mi mujer) que Mendoza sería nuestro destino para este verano.

Por temas laborales yo no podía definir la fecha exacta de las vacaciones hasta que hacia fin de año se dieron las condiciones, cerramos fecha, buscamos alojamiento y concretamos algunas reservas.

Imagínense que desde ese día hasta que me bajé del auto y pisé suelo mendocino no lo podía creer.
Si bien tenía en claro que no se trataba de un viaje de enoturismo, no podía dejar de pensar en las visitas a bodegas que iba a realizar.
Cuando anuncié en Twitter que viajaba, bodegas amigas me invitaron a conocer sus instalaciones, sus fincas, su gente. No lo podía creer, un sueño que se me estaba haciendo realidad.

Más cerca de la fecha de partida, comenzamos con los preparativos: hoja de ruta, recomendaciones de puntos turísticos a visitar, restaurantes, etc, etc. Cada uno te daba una lista de sugerencias. La ansiedad crecía día a día.

Fue así que llegó el sábado 26 de enero y a las 5:00 me encontraba con mi familia y el auto cargado pisando el acelerador sobre el Acceso Oeste dispuesto a manejar más de 1000 kilómetros para cruzar el país a lo ancho y llegar a nuestro primer destino del viaje.
Para hacer el viaje ameno y considerando que viajaba con mis hijas de 4 y 9 años, tenía programadas tres paradas estratégicas para cargar combustibles, estirar las piernas, ir al baño y comer algo en caso que fuera necesario.

A las 7:40 llegamos a Junín, Buenos Aires y paramos en la Petrobras a desayunar. Llevábamos recorridos 265 Kms. entre AU6, Acceso Oeste y RN7, todas en muy buen estado.
A las 10:30 hicimos la segunda parada en Laboulaye, Córdoba donde el parcial marcó un total de 496 Kms. Ahí, además de la parada estándar (combustible y baño) cargamos agua para mate y seguimos.
A las 13:30 ya habíamos atravesado casi toda la provincia de San Luis y llegamos a San Luis Capital donde paramos para almorzar en la parrilla que está pegada a la Shell al final de la autopista. Hasta ahí llevábamos 782 Km. y sinceramente no los habíamos sentido.

Luego del almuerzo continuamos viaje y a los pocos kilómetros nos encontramos con el tan esperado arco. Entramos en la provincia de Mendoza.


Seguimos viaje por la RN7 hasta la RN40 (hacia el sur), luego tomamos la salida de Carrodilla y tras hacer unos 2 kilómetros más, con el reloj marcando las 17:00 -un total de 12 horas de viaje, paradas incluidas- y 1066 Km recorridos llegamos a nuestro primer destino: Cabañas Ventanas de Chacras en Chacras de Coria ubicadas en la calle Matheu y Río Seco (calle Viamonte) donde nos esperaba José María con el portón abierto para darnos la bienvenida.

Luego de acomodarnos, salimos camino a la oficina de Turismo donde nos asesoraron acerca de las excursiones y puntos clave que queríamos visitar.

En la segunda entrega, les contaré sobre las excursiones y atractivos turísticos que visitamos en la primera semana.
La tercera nota estará destinada a las bodegas que visité en Maipú (SinFin y Familia Zuccardi). 
Luego, en el capítulo 4 les contaré nuestra Experiencia Casa Margot: una noche en el hotel boutique de la bodega Margot.
La quinta entrega tendrá que ver con el viaje de Chacras a San Rafael por los Caminos del Vino (Valle de Uco, Tupungato Divino, Finca Las Jarillas, Salentein, Manzano Histórico, Posada del Jamón).
La parte seis tendrá que ver con el turismo en San Rafael y la visita del bloguero Antonio Raviña (de Vinos Oasis Sur).
Por último la séptima nota estará enfocada en las visitas a fincas y bodegas en San Rafael (Argenceres, Algodon Wine Estate, Funckenhausen y Casa Bianchi) .

Pensé mucho en cómo contar esta experiencia y partí por narrar algo muy resumido pero luego de terminar de contar el viaje me di cuenta que no puedo con mi genio de bajar al "papel" hasta el más mínimo detalle. 
Espero no aburrirlos y si luego de leer todas las notas alguno se tienta con viajar a Mendoza, habrá valido la pena el esfuerzo de la redacción.

Hasta la próxima entrega!!!




36 meses!!
Tres vueltas completas de nuestro lema:
Doce meses, doce vinos.

A tres años de la primera reunión, estamos más que felices de ver como fue creciendo El Vino del Mes, tanto en la calidad de las reuniones que realizamos como en el material que recolectamos en cada cata, juntada, visita o reunión y que luego podemos compartir con ustedes.
Si bien los últimos meses fueron más duros y no pudimos publicar mucho, eso no nos impidió seguir adelante con el espíritu esencial del proyecto.

Así como a nosotros nos cuesta mantener el nivel de las publicaciones y las reuniones, sabemos que a ustedes también les cuesta dedicar parte de su tiempo en leer las publicaciones y acercarse a degustar con nosotros.
Por eso les decimos una vez más

GRACIAS!!


Por supuesto habrá festejo con amigos igual que el año pasado. Ya les iremos contando a medida que vayamos juntándonos.

Salud!
El año pasado hemos ido listando por bimestre los vinos que fuimos tomando por botella y de los cuales finalmente seleccionamos nuestros elegidos del año.

Este año, haremos lo mismo pero con la diferencia que le daremos un papel principal al título de nuestro blog.
El listado lo haremos en forma mensual y seleccionaremos de dicha lista cuál ha sido "El Vino del Mes" para nosotros. Claro que como somo dos, puede que no coincidamos y en tal caso habrá dos etiquetas seleccionadas.

La dinámica será la misma. En el listado indicaremos si cada vino nos gustó o no a través de la gráfica de los pulgares arriba y abajo.
Al final de la lista, otorgaremos nuestra medallita a El Vino del Mes.

Tomados por botella en Enero
Finca Las Moras - Alma Mora - Cabernet Sauvignon - 2011 
Bianchi - Famiglia Bianchi - Chardonnay Roble - 2011 
SinFin - Guarda - Malbec - 2011 
Luna Roja - Syrah - 2012 
Finca Las Moras - Alma Mora - Syrah - 2011 
Séptima - María Codorniú - Extra Brut 
Riglos - Quinto - Sauvignon Blanc - 2012 
Familia Schroeder - Saurus Clásico - Pinot Noir - 2008 
Goulart - Clásico - Cabernet Sauvignon - 2010 
Goulart - The Marshall - Malbec - 2009 
Manos Negras - Zaha - Malbec - 2010 
Cinco Sentidos - Tardío - Malbec - 2008 
Pommery - Brut - Vintage 2009 
Margot - Maula & Misery Mouse - Sauvignon Blanc - 2010 
SinFin - Guarda - Cabernet Sauvignon - 2009 
Finca Las Moras - Alma Mora - Malbec - 2011 
El Esteco - Elementos - Malbec - 2011 
Norton - Cosecha Tardía - 2011 
Norton - Cosecha Especial - Extra Brut 
Patritti - Primogénito - Cabernet Sauvignon - 2008 
Krontiras - Doña Silvina - Malbec - 2010 
Vistaflores Estate - Altamira Valley - Blend - 2010 
Lopez - Monchenot - Blend - 1993 
Don Cristobal - Cristobal 1492 - Malbec OAK - 2010 
La Rural - San Felipe - Malbec Roble - 2006 
Piedra Negra (ex Lurton) - Reserva - Pinot Gris - 2010 
Altocedro - Año Cero - Tempranillo - 2011 
Finca Las Moras - Alma Mora - Cabernet Sauvignon - 2011 
Tamarí - Reserva - Malbec - 2010 
Estancia Mendoza - Malbec - 2011 
Cruz de Piedra - Tiasta - Cabernet Sauvignon - 2009 
Salentein - Killka - Malbec - 2011 
Domiciano de Barrancas - Clásico - Malbec - 2010 
Margot - Blanc de Blancs - Extra Brut 


El Vino del Mes de Enero 2013 por unanimidad fue:
Zaha Malbec 2010



Un vino elaborado por "El Colo" Sejanovich redondo por donde se lo mire con un perfil aromático y un bouquet interesantísimo con una gran expresión varietal. Lo habíamos tomado en enero 2012, fue mi elegido del 2012 y ganó la mesa de enero 2013.
Por ello se hace acreedor de nuestra primera medallita del año!!
Felicitaciones!!

Precio sugerido: $ 198.-