¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos
Fue un año que empezó con mucha energía y lleno de alegría con una de mis hijas arrancando primer grado y sabiendo que la otra terminaría el nivel primario, y que lamentablemente termina con la inmensa tristeza de haber tenido que despedir a tres seres muy queridos que pasaron a mejor vida. 

La idea del 2015 había sido la de renovar la visualización del sitio y volver a retomar la frecuencia de publicación de notas. El primer objetivo lo pude cumplir y la nueva imagen ha sido muy bien recibida por los lectores del blog. El segundo objetivo, no pude cumplirlo  y espero, de a poco, volver a tomar ritmo en el nuevo año.

Quiero agradecer la compañía y las palabras de apoyo que fui recibiendo a lo largo de los últimos meses del año que me ayudaron a mantenerme y entender que la vida sigue y hay mucho por dar y hacer aún.

El título del post fue la frase de cabecera de la fiesta de egresada del nivel primario de mi hija y fueron palabras que llegaron a mi en el momento justo. Hoy las comparto con ustedes, en vísperas de la finalización del año.

Les deseo un gran 2016 a todos.

Salud!! 

Enunciando que "el vino argentino es parte de la identidad y cultura de la Nación", el 24 de noviembre de 2010, la Presidenta de la Nación firmó el decreto número 1800 (que años más tarde se transformó en ley) que declara al vino como la "bebida nacional" de la Argentina.

Se destaca que el mismo es un "producto alimenticio de consumo masivo, que por sus cualidades nutricionales comprobadas, integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales, culturales y económicos del país".

Por ello hoy, más que nunca, al gran pueblo argentino, ¡salud!
En un ambiente muy acorde, en pleno corazón del barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires, rodeado de grandes amigos y comunicadores del mundo del vino, "los topos" salieron de la madriguera, nos contaron su proyecto, y compartieron su historia y sus vinos con nosotros.


La cita fue en The Pick Market ubicado en Ugarteche y Cerviño. Un mercado gourmet al que cada bonvivant debería darle una recorrida y seguramente salga con algún paquete en sus manos. Todo muy tentador. En el primer piso nos esperaban Andres Belinsky y Juan Pablo Lupiañez (los topos) con una copa de espumante para recibirnos. 

La espuma, corte de Chardonnay y Sauvignon Blanc de Tupungato mas una parte de Chenin de Vistaflores fue una de las primicias ya que se etiquetará como su Lote #010 antes de fin de año y esto me da el pie para explicar sobre su proyecto.


Luego de varios años (como quince) en el negocio del vino, estos amigos decidieron hacer un producto pensado desde el consumidor diario de vinos, ese que no espera una ocasión para descorchar un alta gama o guarda las botellas para que junten tierra y ver que pasó en varios años. Entonces como conocen el negocio y saben que la cadena de distribución se lleva gran parte de los costos, decidieron eliminar dicha cadena y generar un producto de muy buena calidad y venderlo en forma directa otorgando una excelente relación de precio-calidad.

Cómo hacen?
Recorren bodegas (muchas), prueban vinos (muchos) y eligen entre todos cuál les gusta y convence más. Luego cierran un trato comercial con la bodega (que nunca revelarán cuál es) y llevan sus botellas, corchos y etiquetas y generan un LOTE. Posteriormente comienza la venta de dicho lote con entrega en todo el país y con la unidad mínima de 1 caja. Una vez que está casi todo el lote vendido, comienza un nuevo ciclo para definir y elegir el próximo.

Una vez que el lote se termina, se termina. Si no lo compraste, no lo vas a poder probar salvo que algún amigo te comparta una botella (como fue el caso del Cuervo que trajo un Lote #002).

Arrancaron con Lote #001, un Malbec que tuvo muchísimo éxito (había un secreto: tenía un toque de Petit Verdot que le aportó mucha estructura y elegancia). El Lote #002 fue un Cabernet Sauvignon de esos que te dan ganas de comer la copa cuando se termina. El siguiente, Lote #003 fue un Sauvignon Blanc de perfil cítrico con notas de ruda bien marcadas y gran acidez (ideal para el verano). 

Así fueron cambiando de cepas y lugares de origen (siempre dentro de Mendoza, por ahora). "La idea es que el consumidor pueda ir probando diferentes cosas de buena calidad sin tener que dejar un presupuesto" nos explicaba Andrés en la presentación.


Para el Lote #004 volvieron al Malbec pero esta vez 100% varietal. Un vino muy jugoso, afrutado y con notas muy sutiles del aporte del roble (40% del caldo 10 meses en barricas de 2º y 3º uso). El Lote #005 fue el turno de la Bonarda que resultó bien estructurada, fresca y muy fácil de beber. Un buen ejemplo del varietal. El Lote #006 vino con burbujas y se trató de un Extra Brut método Charmat con 3 meses sobre lías elaborado con chardonnay, sauvignon blanc y chenin. 

Luego hubo un giro en general ya que cambiaron la etiqueta, que venía siendo muy sobria y con toda la información necesaria, pasando a ser blanca con el número de lote resaltado en color y el dibujo del topo en la contraetiqueta. 


Además metieron en juego el Lote #007 un Blend de Malbec (50%), Cabernet Suvignon (30%) y Cabernet Franc (20%) que sin temor a equivocarme es el mejor de todos los lotes que hicieron hasta el día de hoy. Aprovecharon el número de lote para transformar al topo en James Bond para su animación publicitaria y para la tipografía del número de lote.

Finalmente el Lote #008, actualmente a la venta (los otros siete están agotados), donde volvieron al Malbec sabroso, de cuerpo medio y muy buena acidez. También compartieron lo que se vendrá: el Lote #009 un Merlot 100% que apenas tenía dos días de fraccionado pero que supo dejar huella (gran caldo para los merloteros).

Pero hasta acá les conté que tienen excelente RPC pero no hablamos de precio. El precio actual es $400 la caja. Estamos hablando de casi $67 la botella cuyo precio en góndola podría ser tranquilamente de $120/$130. Es decir, un 50% más barato. 
Hasta 3 cajas se cobra un adicional de $100 en concepto de envío sin importar en que parte del país estés. A partir de la cuarta caja, el envío es gratis. Si bien explicaron "acá es donde tenemos el cuello de botella. Es difícil trabajar con servicios de correo que no están acostumbrados a trabajar con botellas de vino pero de a poco lo vamos puliendo." 

Luego de probar todos los lotes, maridando con una picadita que preparó la gente del lugar, hicimos algunas fotos con los amigos.





Felicitaciones a los topos y esperamos que sigan llegando lotes y es un gran deseo de los consumidores que comiencen a federalizar el proyecto así podremos tener vinos de varias regiones.
Hasta la próxima!!!


Acá estoy nuevamente con la búsqueda de buenos vinos a un precio razonable.

En esta ocasión quiero contarles del vino joven de la bodega Montechez. Un varietal 100% malbec elaborado con uvas de Lujan de Cuyo que sabe cautivar y atrapar al consumidor. 
La bodega cuenta con la asesoría enológica de Roberto de la Mota. Hay que destacar que el 40% de las ventas de la bodega está en manos de este vino que con su precio sugerido de $110 se ubica claramente en un gran exponente de RPC muy favorable.

Rojo rubí con  tintes violáceos, de nariz frutal (ciruela y cerezas bien frescas) con alguna nota muy sutil de vainilla y caramelo. En boca entra suave, con poca carga tánica, cuerpo liviano, acidez justa para equilibrar los 14,4% de alcohol y su final es prolongado.

Como conclusión puedo decirles que este estilo de vino cada vez está gustando más. Buena estructura, mucha fruta, poca madera, muy bebible, para acompañar un rico asado, unas pastas o una clásica picadita, y fundamentalmente de precio acomodado.

Hasta la próxima!!!


La semana pasada pudimos hacer una juntada que veníamos postergando con Julio Ramón Medina, titular del proyecto Almahuar. Yo lo había conocido a Julio en Caminos & Sabores donde probé todos los vinos que expuso en dicha feria y realmente me habían sorprendido. Charlando con él surgió la idea de hacer una juntada con otros comunicadores del vino y lo pudimos coordinar.

La cita fue en la clásica pizzería urbana Sánchez & Sánchez y fueron de la partida Adrián (el Cuervo), Willie, Claudio, Julio y nosotros. Tal como habíamos anunciado, Julio nos presentó cuatro exponentes de su producción: Un rosado de malbec, un corte joven de malbec y cabernet sauvignon, un malbec reserva y un cabernet sauvignon reserva.

Como muchos actores de la industria, Julio entró en este mundo de la mano de una oportunidad económica que le permitió ingresar en una finca de unas 19 hectáreas en la zona Este de Mendoza (San Martín). Ha realizado trabajos de suelo, plantado diferentes variedades, pero no había logrado obtener la calidad de fruta que buscaba. Encontraron que uno de los grandes problemas había sido el nivel de salinidad del agua. Una represa con sábalos para pesca deportiva permitió verificar que estos peces le redujeron el nivel de sal al agua y a partir de allí el riego pasó a ser efectivo.
Mientras tanto, salió a buscar uva en fincas vecinas y realizó las primeras vendimias con su tropa de cosechadores y comenzó a elaborar en la bodega Loncopué Casa Vinícola.

A la pregunta de cómo surgió el nombre del proyecto, nos contó Julio que lo quería relacionar con el Aconcagua y su voz huarpe, pero encontró algunos inconvenientes registrales. 
Quería que tenga algo que ver con los pueblos originarios, y luego de leer mucho encontré una leyenda que dice que Xumuc, el Sol, y Chuma, la Luna, se fundieron en un eclipse de sol y de este modo nació Huar, madre de huarpes. El alma de Huar tenía que estar presente en mis vinos. De allí el nombre Almahuar.
Es importante destacar la labor de quién está atrás de la elaboración de los vinos: Walther Velazquez. Un joven enólogo de la zona Este a quién Julio le confía el trabajo de enología dándole total libertad en la toma de decisiones.

Veamos ahora los vinos que tomamos:

Malbec Rosé 2014
Elaborado por sangría, con levaduras seleccionadas, en tanques de acero y sin paso por madera, nos encontramos frente a un rosado bastante llamativo desde su color frutilla con bastante intensidad y buen brillo. Su nariz es muy frutal con predominio de fruta roja fresca y notas florales. En boca destaca su gran acidez, de cuerpo liviano, de fácil paso y una nota amarga muy sutil en su final que le sienta bien.
Ideal para esta época que arranca o para refrescarse esos días de agobiante calor en el verano.
Alcohol: 13,7% | PSVP: $65 | RPC: Excelente


Corte de Autor 2013
80% Malbec y 20% Cabernet Sauvignon
Este corte fue elaborado con uvas de Maipú logrando un vino fresco, untuoso y de nariz compleja. A ciegas hubiese jurado que el corte era al revés. Esto habla de la potencia del cabernet. El vino está muy equilibrado y de final medio. Si bien la contra-etiqueta habla de paso por barrica, Julio (y la ficha técnica) nos confirmó que el vino no tiene paso por roble.
Alcohol: 14% | PSVP: $65 | RPC: Muy buena


Malbec Reserva 2013
En este caso las uvas son originarias de Reduccción y Cruz de Piedra. El resultado de la vinificación tradicional es un vino de color rojo rubí de intensidad media con tintes púrpura. En nariz se encuentran frutas maduras, notas ahumadas y los clásicos aromas de vainilla aportados por los 9 meses de roble. En boca entra suave y algo abocado, su acidez es refrescante y sus taninos son delicados. Su paso por boca es agradable y su final es largo.
Alcohol: 14,3% | PSVP: $120 | RPC: Muy buena


Cabernet Sauvignon Reserva 2013
Elaborado con uvas de Cruz de Piedra, este cabernet se muestra con un color muy intenso y de muy buen brillo, con una nariz afrutada con notas de pimientos, especias y un fondo avainillado. En boca entra suave, de cuerpo medio y final apenas dulzón ofreciendo en su paso sabores frutales. Este vino lo habíamos tomado en la velada del mes de julio y estos meses en botella le sirvieron para ganar estructura. Me gustó más que la vez pasada y de hecho se llevó el podio de la noche.
Alcohol: 14,1% | PSVP: $120 | RPC: Excelente (En la nota anterior lo publiqué a $130 y Julio me corrigió el precio, lo que mejoró definitivamente la RPC).


Dentro de los trabajos futuros de la bodega nos anunció que se viene un Tempranillo Reserva que se las trae y un Bonarda Reserva. Además completa las líneas con Torrontés, Malbec joven, Cabernet Sauvignon joven, próximo Corte de Autor 70% Malbec y 30% Cabernet (el Cabernet 2014 no fue tan potente como el 2013) y un espumante Extra Brut método charmat, y como si esto fuera poco también tiene Malbec Roble, Cabernet Sauvignon Roble y Bonarda en Bag In Box de 3 litros (hace poco saqué una nota sobre el sistema y el Cabernet Roble).

Sinceramente muy agradecidos por la oportunidad de probar los vinos y como siempre lo mejor de todo fue la compañía y el momento vivido.

De izq. a der.: Claudio, el Cuervo, Esteban, Maxi, Julio y Willie

Acá les dejo los datos de la bodega:


Hasta la próxima!!!



La pasión por el vino y la sustentabilidad, dieron origen a una feria que ya se posicionó como firme candidata a ser parte del calendario anual de eventos a los que no se puede faltar en la Ciudad de Buenos Aires.

Dentro de un marco artístico imponente como es La Botica del Angel de Eduardo Bergara Leumann, se desarrolló entre el 21 y 22 de agosto pasado la segunda edición de la feria que reunió a unos cuantos productores de vinos orgánicos a lo largo de nuestro país.

Cuando hablamos de productos orgánicos hablamos del compromiso de responsabilidad con el medio ambiente y la salud. Para obtener la certificación del INV como vino orgánico no debió usarse pesticidas, fertilizantes artificiales, funguicidas, etc. en el viñedo ni tampoco en la bodega durante todo el proceso de elaboración.

Además de los vinos hubo un espacio para otro tipo de productos naturales como perfumes y esencias aromáticas, chocolates y jugos. También hubo una muy buena oferta gastronómica acorde al evento.

Durante mi corto paso por la feria he podido probar varias propuestas y a continuación voy a hablar de los 5 vinos que más me gustaron.

Domaine Bousquet Gaia Red Blend 2013
Elegante corte compuesto por 50% de Malbec, 45% de Syrah y 5% de Cabernet Sauvignon. Color intenso, aromas de fruta roja y negra, buena acidez en boca con taninos redondos, mucho cuerpo y notas aportadas por sus 10 meses de roble. Final muy largo y con retrogusto especiado.

La Riojana Coop. Ltda. Pircas Negras Cabernet Sauvignon 2013
Acá tenemos un vino muy bebible, de buena tipicidad varietal, cuerpo medio y gran acidez. Un vino muy equilibrado, apenas astringente, que demuestra a la perfección el carácter que le impone la bodega a sus vinos.

Familia Cecchin Graciana 2008
Una variedad muy poco vista en el país de color granate, con aromas a frutillas y frambuesas en jaleas. En boca sedoso y liviano, con mucho sabor frutal y muy bebible.

Nanni Rosato de Cabernet Sauvignon 2013
Un rosado bastante particular por sus tonos tirando al violáceo. En nariz una fiesta de cerezas al marrasquino y muchas flores. Un vino muy franco que en boca es equilibrado y muy fresco por su gran acidez que invita a seguir tomando. Gran exponente primaveral. 

Krontiras Doña Silvina Rosado de Malbec 2014
Este es un vino que hay que tener a mano para mostrarle a los detractores del rosado que se puede hacer un producto muy expresivo sin necesidad de hacer un tinto concentrado y sin el uso de barricas. Atractivo desde la vista, con una nariz muy frutal y floral, y una boca redonda, que pasa rápido y perfuma el paladar. Interesante final que recuerda a un caramelo relleno de frambuesa.

Sería injusto dejar afuera de la nota algún exponente blanco. En este caso hago mención a uno que no probé en la feria porque lo tenía probado de hacía poco pero estaba presente: 

Chakana Estate White Blend 2013
Un vino muy fresco con notas de frutas tropicales y un dejo almibarado. Se trata de un corte de 60% Chardonnay y 40% Viognier. 
Destacable la calidad de los vinos de esta bodega. Me contaba Elena Amigo (quien estaba a cargo del stand), que toda la línea Estate ya tiene la certificación de orgánica y ahora están por certificar la línea Estate Selection.

Si bien me hubiese gustado haber probado más cosas, me llevé un amplio y grato panorama de cómo vienen creciendo los proyectos orgánicos en nuestro país, tanto en cantidad como en calidad.

Párrafo aparte para la Botica del Ángel, donde se pueden encontrar homenajes a grandes compositores de tango y folclore y obras de arte de innumerables artistas plásticos del país. 
Declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación y la Legislatura Porteña, vale la pena dedicarle unas horas para recorrer el museo.



Agradezco a Mariano Martín de Eme-Ariana por las fotos.

Más información: Sitio Oficial
En todo el trayecto que llevo recorrido en el mundo del vino me he cruzado con diferentes personas y he visto nacer varios tipos de proyectos. 

Hace unos días fuimos invitados a una cena con la presentación de la nueva añada y cortes de uno de los actores que se caracteriza por ser el más excéntrico de los que conozco. La forma que tiene de crear y promocionar sus productos es extremadamente creativa y sorprendente.

Hoy estamos hablando de Mike Barrow, titular de la bodega Costaflores Organic Vineyard y de los vinos MTB* Mike Tango Bravo. Hace unos años hemos contado sobre su proyecto, cómo se introdujo en la viticultura, cómo surge el nombre del vino y cómo ha realizado su promoción. Ver nota.


En esta oportunidad nos citó en el emblemático restaurante Damblée y al llegar lo primero que nos dijo fue "hoy le traje un pedacito del viñedo Costaflores" y acto seguido nos entregó un sarmiento de la última poda a cada uno y nos contó de su nuevo proyecto:

Costaflores Global Vineyard
Cada uno que reciba un pedacito del viñedo se compromete a plantarlo y Mike va a recolectar la información de geolocalización de cada planta y armará un mapa global de cómo está distribuido "el viñedo más grande del mundo". La idea es que se realice un seguimiento del ciclo vegetativo de cada planta impartiendo consejos sobre riego, poda, trasplantado, etc. Realmente sorprendente e interesante su idea, sobre todo para los que vivimos aglomerados en departamentos en la cosmopolita ciudad y para ver un poco de tierra tenemos que recurrir a una maceta.

Mi planta de Petit Verdot

En cuanto a los vinos, trajo para que probemos tres ejemplares:

MTB* 2012 Malbec 55% / Petit Verdot 35% / Cabernet Sauvignon 10%
Su composición hasta esta añada había sido Malbec/Petit Verdot en un 70/30. Ahora el agregado de Cabernet y el mayor porcentual de Petit Verdot han logrado un vino con una estructura contundente. Presenta una aromática especiada muy intensa con un fondo muy lejano de notas de vainilla. En boca entra con todo y llena el paladar ofreciendo sabores de fruta madura y con taninos muy intensos. Ideal para acompañar comida muy picante. Su largo final lo termina de transformar en un vino muy interesante.

Párrafo aparte, hay que destacar el uso de botella ecológica (450 grs.), tapón sintético, etiqueta con sistema Braile y contra-etiqueta con buena información.

Luego seguimos con dos ejemplares en mágnum de los cuales hizo solamente 150 botellas de cada uno (aún sin vestir).

MTB* 2014 Petit Verdot 70% / Malbec 30%
En este ejemplar quiso experimentar el corte inverso y, créanme amigos, fue de lo mejor que probado. Un cuerpo y estructura envolvente que me atrapó copa a copa (me serví como 3 ó 4). Aparecieron notas balsámicas, herbáceos, especias y ahí bien al fondo, como para decir presente, alguna nota de la madera (de 3º y 4º uso). En boca parecía un carnaval de sabores. Creo no equivocarme, fue el vino que más le gustó a todos. De hecho la mágnum quedó vacía. Muchos aplausos!!!

MTB* 2014 Cabernet Sauvignon 100%
En este caso nos encontramos con un ejemplar al que aún le faltaba botella. En un año se expresará de otra manera. Si bien se comportó como un muy buen exponente mostrando su expresión varietal, ha quedado algo opacado por su hermano Petit Verdot que si habláramos en términos de turf, le ha sacado varios cuerpos de ventaja.


En cuanto al menú, ya contamos que fue en Damblée, por lo que no hay mucho más que agregar. Lugar excelente, servicio excelente, comida excelente. Un digno five stars en el corazón de la ciudad de Buenos Aires. 


Por supuesto, más allá de los vinos, la comida y el lugar, lo mejor fue la compañía y una nueva juntada con amigos y muchas anécdotas.


Gracias Mike, a seguir festejando la vida!!

Hasta la próxima!!!

Cada día me convenzo más que el maridaje Pizza & Bonarda funciona a la perfección. La combinación de la masa con los ingredientes salados de la pizza junto con el suave dulzor de la uva bonarda genera un choque de sabores que permite realzar la aromática y el retrogusto tanto del sólido como del líquido.

Por ello, cuando el menú acusó pizza casera, en lo primero que pensé fue en descorchar este ejemplar que estaba esperando la ocasión.

Mairena Bonarda Sandy Soil Selection 2014
Otra de las perlitas que entregó BonVivir en una de sus selecciones. De gran color rojo oscuro muy brillante, característico del varietal. Nariz frutal con notas mentoladas y especiadas. En boca entra suave y dulce, con muy buena expresión frutal, buen cuerpo, gran acidez, taninos firmes y largo final. Un vino que representa muy bien a la variedad y que se puede considerar muy buena alternativa para quienes están comenzando este fabuloso camino de descubrir al vino como para entender a esta gran cepa tan bastardeada algún tiempo atrás.

El proyecto Mairena pertenece a la Familia Blanco que lleva muchos años en el cultivo de la vid y desde 2005 se lanzó a crear sus vinos con uvas propias de Ugarteche. Particularmente esta Bonarda es una selección de sus parrales plantados en suelo arenoso (Sandy Soil Selection) que luego de vinificada el 50% del vino pasó 6 meses por roble francés (la ficha no aclara el uso) y posteriormente unos 6 meses en estiba. Los responsables de la enología son Rodolfo Minuzzi y Gabriel Blanco.

Mención aparte, excelente la gráfica de todas las etiquetas de la bodega.

Hasta la próxima!!!!
Hace tiempo se viene hablando en la sociedad acerca de la conciencia ambiental. Reciclado, proyectos sustentables, huella de carbono, etc. La industria vitivinícola no puede quedar afuera de esta gran movida verde a favor de la ecología. Por ello es que hace años se viene trabajando en distintos aspectos pero sobre todas las cosas en el envasado. Botellas mucho más livianas, tapones ecológicos y tapa a rosca son algunos de los ejemplos, pero sin duda algo que llegó para quedarse y está haciendo bastante ruido es el Bag in Box, también conocido como vino en bolsa o vino por copa.

Si bien el concepto en nuestro país es nuevo, el Bag in Box fue creado hace unos 50 años en Australia. Consiste en una bolsa provista de una válvula o grifo para el consumo del producto que es puesta en una caja de cartón con un troquel para liberar el grifo. A medida que se va sirviendo, la bolsa se contrae manteniendo el hermetismo. El vino envasado con este sistema puede encontrarse en varias presentaciones siendo los formatos de 3 y 5 litros los más populares.

Muchas son las ventajas que brinda este sistema:
  • Conservación: No permite el paso de oxígeno por cierre al vacío y por ende, el vino no se altera. 
  • Transporte y manipulación: El Bag In Box de 3 litros es casi un 50% más liviano y ocupa menos espacio que 4 botellas de vidrio por lo que se reduce el costo de transporte.
  • Ecológico y sustentable: 100% reciclable. Su producción genera 79% menos gases de efecto invernadero que las botellas de vidrio.
  • Consumo moderado: Es ideal para quienes toman una sola copa por día. Puede permanecer de 6 a 8 semanas inalterado. 
  • Económico: Estás pagando prácticamente alrededor de un 55% del valor del mismo producto en botella.


Como les conté en la nota de la última velada, en mi paso por Caminos y Sabores me traje un Bag In Box de Almahuar Cabernet Sauvignon Roble 2013. La última reunión familiar, fue el motivo de "descorche".
Al llegar con la novedad hubo varios comentarios del tipo "Eh! Trajiste un tetra", "Esa es la damajuana del siglo XXI", "Mirá como termina todo manchado de vino", pero la cosa es que me cansé de servir copas y parecía inagotable.

Podría contarles que el vino se presentó rojo oscuro tirando al violáceo con buen brillo, con una nariz donde destacaba la fruta y la especias con notas de vainilla muy presentes, una boca de entrada dulce, cuerpo medio, buena acidez, taninos moderados y final medio, pero prefiero contarles que a todos le gustó el vino, que conforme iban saliendo cortes de la parrilla, era frecuente el servicio de Refill y terminamos todos muy conformes con lo que nos ofreció este vino. 

Broche de oro: RPC Imbatible. $140.- por los 3 litros. Say no more!

Hasta la próxima!!!!
Continuando la búsqueda de grandes vinos con buena relación de precio-calidad, hoy quiero hablarles de un exponente salteño que supo ganarse su lugar en la góndola con el correr de los años. 
Por diversos motivos que no vienen al caso, hoy mas que nunca hago mío el significado del nombre del vino: Esperanza por un milagro es lo que quiere decir Amalaya en lengua indígena.

Allá por 2011 el proyecto Amalaya se separó de Colomé (también de la Familia Hess) y se consolidó como bodega independiente de los Valles Calchaquíes. "Donde otros vieron un desierto nosotros vimos grandes vinos" reza el slogan de la bodega y luego de haber probados todas las añadas de este corte de tintos de altura, puedo decir que no están tan equivocados. 

Hoy les hablo de la cosecha 2013 que se trata de un corte de 75% Malbec, 15% Syrah y 10% Cabernet Sauvignon en el que apenas el 30% del vino pasó 10 meses por roble francés.

A la vista un rojo intenso con destellos púrpura, una nariz característica del norte con destaque de frutas rojas, flores, notas terrosas y especias como la pimienta. En boca entra muy suave, y explota en medio de boca con taninos suaves y redondos, sabores frutales, cuerpo medio y acidez justa que en cada trago nos regala un rico, elegante y persistente final.

El precio sugerido de $98.- está muy bien y por algo ha sido elegido Best Buy por Wine Spectator. 

Hasta la próxima!!!!
Domingo al mediodía. Se acerca la hora donde comienza a picar el bagre y nos miramos con mi mujer y decimos: ¿hacemos unos ravioles?
Sin responder nada fui a la cava y descorché un vino para que comience a airearse. Limpié la mesada, saqué una tabla, piqué una cebolla y la puse a rehogar en oliva. Mientras tanto, cubeteé unos tomates y cuando la cebolla había blanqueado se los agregué a la cacerola. Un choro de vino tinto y cuando evaporó el alcohol le agregué puré de tomate, pimentón dulce, sal y pimienta. Mientras tanto, puse a hervir agua para los ravioles. Al rato, eché la pasta al agua y le agregué orégano y un mix de condimentos secos a la salsa. Cuando estuvieron listos, los levanté con espumadera, le puse la salsa, un poco de queso rayado y algunas láminas de sardo para decorar. Pero... en qué había pensado para acompañar?

Enamore Blend 2012
Interesante propuesta de Bodega Renacer con un perfil romántico en todos sus aspectos empezando por el nombre, siguiendo por la imagen y la botella tipo borgoña, y culminando por el vino en todas sus fases organolépticas. Un vino que al probarlo te atrapa la conjunción de aromas y sabores a frutos secos, especias, mermelada de frutas negras, con una boca que entra dulce y pasa sedosa y cremosa con un enorme final. Mucha elegancia, armonía y con muy buena integración de la fruta y los 12 meses de roble francés.

Su proceso de elaboración está basado en la técnica de Appasimiento (o Passito) en el cual la idea es dejar que los racimos pierdan peso por la exposición a vientos secos y temperatura ambiente.

Cada añada de Enamore se realiza un corte diferente. El enólogo Pablo Sanchez con el asesoramiento de Alberto Antonini decidió para este 2012 una composición varietal de 45% de Malbec, 5% de Cabernet Franc, 40% de Cabernet Sauvignon, y 10% de Bonarda.

Este vino, que cosecha tras cosecha obtiene excelentes puntajes de los grandes críticos internacionales (siempre por arriba de los 90pts.),  Renacer lo realiza en conjunto con Allegrini, productor de Amarone (casi un anagrama de Emanore) que es un clásico de la DOC italiana Della Valpolicella que se elabora con esta técnica.

Su precio sugerido es de $195.- y está muy bien ubicado en el rango.

En cuanto al maridaje con los ravioles solo les digo que me comí dos platos y nos tomamos toda la botella. Estaban tan buenos que no les di tiempo ni para sacarle una foto.

Excelente imagen de la bodega

Acá les dejo la nota de cuando, por nuestros comienzos, probamos la cosecha 2008.

Hasta la próxima!!!!

Últimamente me estoy dedicando a hacer reseñas breves sobre vinos que estoy tomando o que tomé no hace mucho. En esta oportunidad voy a contarles sobre el proyecto de un amigo de la casa que a pedido de un público muy grande se lanzó a hacer un vino joven con poca madera en dos sabores que son los dos varietales más vendidos en el país: Malbec y Cabernet Sauvignon.

En el frente puede verse la silueta del legendario Charles Chaplin con su bombín y su "Cayado" (bastón de madera de mango curvo) caminando hacia el horizonte y dando la sensación de satisfacción luego de haber probado una copa de este vino. 

Sobre la base de la etiqueta se parafrasea una de las máximas del actor humorista mas grande del cine mudo, "un día sin risas es un día perdido". Y de verdad es así. Todos sabemos que el alcohol desinhibe y suelta la risa, que un vino que te gusta te hace esbozar un sonrisa, que el hecho de compartir una reunión con amigos con una copa de vino de por medio te hace feliz, en fin: "un vino sin risas es un vino perdido".

Eduardo Vidal nos tiene acostumbrados a vinos de muchísima estructura, elegancia, complejidad y carácter. Hablando con él acerca de cómo me recomendaba tomar los Cayado para apreciarlos al máximo, lo primero que me dijo fue "olvidate del Nube" (haciendo referencia a su ópera prima Nube Negra). También aportó un dato no menor: "el Malbec a 18ºC y el Cabernet a 16ºC" me dijo y obviamente le hice caso.

Si bien la etiqueta no detalla la añada, tuvo ya dos vendimias: 2012 y 2013. Al día de hoy ya he tomado varias botellas del 2012 y se ha mostrado muy atrevido para ser un vino de $65.- Parece mentira pero a este precio le pelea y le gana la pulseada a muchos referentes de gama media que vemos en góndola.

Yendo al vino voy a empezar por el Cabernet Sauvignon que es frutal con un aporte de especias y notas ahumadas, muy equilibrado y tomable.
Por su parte, el Malbec en nariz es ciento por ciento fruta roja, en boca entra suave y pasa ligero. Es un vino franco que ofrece un fondo dulzón que no abruma, al contrario, le sienta bien.
Ambos varietales se caracterizan por tener una muy buena acidez y largo final.

Debemos felicitar a Eduardo por haber cumplido su objetivo: "quiero hacerle llegar al consumidor un vino con una excelente relación calidad-precio".

Hace poco fue fraccionada la cosecha 2013 y los tengo en gatera esperando que ganen tiempo en botella para descorcharlos. Sígannos por las redes sociales que ni bien pruebe alguno les cuento mi parecer.

Hasta la próxima!!!
La semana pasada me invitaron a un almuerzo y dejaron en mis manos la elección del vino. Luego de descartar el blanco y rosado, porque la mayoría prefería tinto y considerando los platos que se habían elegido, opté por seleccionar un Pinot Noir de la carta. Hacía rato no tomaba esta cepa y mas allá que me gustó mucho, debo reconocer que maridó perfecto con el risotto con pulpos y chipirones.
Al día siguiente, tuve un día de esos que son para olvidar pero por suerte, a la noche pude sentarme a disfrutar de un buen vino. Me merecía un momento de paz. Abrí la cava y recordando el día anterior, busqué un pinot noir y a continuación les cuento lo que descorché.

Zorzal Gran Terroir Pinot Noir 2013
Debo comenzar diciendo que todo lo que he probado de esta bodega siempre me ha gustado. La combinación Gualtallary / Juan Pablo Michelini funciona de maravillas tanto para los vinos jóvenes como para los reserva y super premium.
Diferente a los pinot patagónicos, este Zorzal se presenta con más profundidad de color, mucha mineralidad en nariz y muy sedoso en boca. Si bien tiene muy presente esa fruta roja como la frutilla y notas florales, me sorprendieron notas herbáceas (hinojo?) y un vago recuerdo del licor que tomaba mi abuelo: 8 Hermanos.
En boca es suave, con cuerpo medio, buena estructura, taninos sedosos y de persistencia prolongada.

Un vino franco, que a medida que va pasando, te invita a seguir tomando y creo que esa es una de las sensaciones que pretende despertar cualquier enólogo en el consumidor de sus vinos.

Se consigue en varios lugares a un precio de $165.- ó $182.- según vinoteca. En el primero de los casos la RPC me parece buena, en el segundo, no tanto. Así que busquen bien antes de comprar.

Hasta la próxima!!


Una de las cosas que más agradezco de haberme metido en el mundo del vino es la de haber descubierto el universo de los blancos.
Nunca me hubiese imaginado parado en la góndola buscando un blanquito, que no sea alguno de los dos clásicos que traspasaron generaciones como el Etchart Privado y el Castel Chandon.

Pero sí, amigos. Por suerte ahora hay veces que me me detengo en la góndola o reviso la cava y me busco algún blanco refrescante. Si bien mi cepa blanca predilecta es la Sauvignon Blanc, tengo que reconocer que un buen Chardonnay con algún toque sutil de roble, no invasivo, me puede.

Es el caso del vino que les quiero comentar hoy ya que me gustó mucho.

Del Río Elorza Verum Chardonnay 2013
Un vino de la Patagonia, elaborado con uvas del Alto Valle de Río Negro, que pasó por un proceso de elaboración en el que luego de la fermentación alcohólica, el 90% del vino permaneció en tanques y el otro 10% se añejó en roble de primer uso (5% francés y 5% americano) durante 6 meses.


Amarillo intenso con tintes verdosos en copa, con una nariz extremadamente frutal donde destacan frutas tropicales como la banana y el ananá y alguna nota láctica (manteca?). En boca es muy fresco y presenta cierta untuosidad recordando sabores como al del crumble de manzana. Gran volumen y elegancia se conjugan con un larguísimo final y no quiero que se termine la botella. 

Me encantó este vino y su precio sugerido de $142.- está bien ubicado.

Como comentario adicional no quiero dejar pasar la oportunidad de decir (aunque ya lo dije en las redes sociales mientras estaba tomando el vino) que el logo de la bodega es uno de los logotipos que más me gusta.

Volviendo al ruedo con las crónicas de las veladas etílicas, hoy nos ocupamos de la última que fue la del mes de julio. Llevada a cabo el viernes 17, nos reunimos con el Tano, DiegoWalter, Seba, Ely, Uli y Vero


La consigna fue picada tradicional con bruschettas, variedad de fiambres, quesos, cazuelitas y algún que otro adicional como tortilla a la española y empanada de carne. La mayoría de los ingredientes de esta reunión los adquirimos en la feria Caminos y Sabores, y todos los premios fueron para los quesos Grana Padano y Sardo de Adrianita, el lomo curado de El Artesano y el ciervo ahumado en aceite de Los Hermanos.


Los vinos que degustamos fueron los siguientes:

Chakana Estate Selection Chardonnay 2012
Una gran opción de frescura combinada con un toque de untuosidad aportada por el paso por barrica de un pequeño porcentaje del vino. Mucha fruta blanca, notas minerales, muy buena acidez, volumen medio en boca y largo final.
El precio actual en el sitio de Chakana es de $135.- (estén atentos a las promociones que sacan regularmente que suelen valer la pena).  

Almahuar Reserva Cabernet Sauvignon 2013
Además de fiambres y quesos, en la feria Caminos y Sabores conocí a Julio Ramón Medina y su proyecto Almahuar. Hice una barrida completa de todas las líneas y este reserva es el que más me cautivó y por eso me compré una botella. Es destacable que además de sus líneas joven y reserva en botella de 750, han envasado en la nueva tendencia: Bag In Box de 3 litros. Pronto nos ocuparemos de la bodega y todos sus productos, ahora vayamos al Reserva que tomamos en la reunión. 
Elaborado por Walther Velazquez con uvas de Cruz de Piedra, este cabernet se muestra con un color muy intenso y de muy buen brillo, con una nariz afrutada con notas de pimientos, especias y un fondo avainillado. En boca entra suave, de cuerpo medio y final apenas dulzón ofreciendo en su paso sabores frutales.
Su PVSP es de $130.- y su RPC es muy buena. 

Goulart M The Marshall Altura Malbec 2011
Lamentablemente no pudimos apreciar el potencial de este ejemplar del que teníamos muy buenas referencias ya que nos tocó una mala botella. 
Se trata de la línea reserva de la bodega pero en una edición limitada de apenas 3200 botellas elaboradas con uvas del Valle de Uco de viñedos de Clos de los Siete. Ya nos dará revancha y les contaremos.

Montechez Reserva Malbec 2012
El más rendidor de toda la noche. Un vino redondo por donde se lo mire, con muchísima expresión varietal. Intenso a la vista, en nariz y en boca. Frutos rojos, violetas y vainilla. Buena acidez, taninos maduros, gran cuerpo y largo final es lo que invita a seguir tomando. 
Le da batalla a muchos de los alta gama que hemos probado y por su sugerido de $160.- podemos decir que su RPC es de muy buena a excelente.

Mendoza Vineyards MV Gran Reserva Malbec 2009
Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Botella imponente (de algo más de un kilo supongo), etiqueta elegante con un sol dorado sobre fondo blanco que es muy estético y atractivo. Bien destacada la leyenda "Gran Reserva" para que a ninguno se le pase por alto el tipo de vino que está por comprar. La primer sorpresa fue un corcho corto (no dice nada pero esperaba más presencia). El vino en sí estaba bien. Un malbec con paso por roble prolijo aunque con un fondo amargo que no me convenció mucho. Más allá de eso, el problema está sin duda en el precio ya que $226.- me parece que es demasiado para lo que ofrece este vino. 

Tupun Singular Blend Tinto 2013
Frutal, mineral, expresivo, elegante, equilibrado, sabroso y persistente. Juntando estos adjetivos y agregándole sustantivos como Valle de Uco, Tupungato, Ariel Angelini, Matías Michelini, Malbec y Cabernet Franc, el resultado es nada más y nada menos que: Singular.
Un vinazo que se disfrutó muchísimo ya que lo servimos para el show de magia y en cada sorbo iba creciendo en sabor y ofreciendo nuevos aromas. Me encantó este vino (ya había probado el blanco y estaba buenísimo también). Si no fuera por los $300.- de sugerido, tendría unas cuantas botellas en mi cava para ver cómo va evolucionando. Creo que dentro de dos años este vino estará en su máxima expresión.

Como en todas las veladas, no podía faltar el postre que en este caso fue una torta Balcarce de chocolate  que acompañamos con un licoroso.

Don Bosco Gio Bosco Licoroso
Naranja furioso en copa, meloso, frutas confitadas, y aunque me lo imaginaba extremadamente dulce, me sorprendió. Un vino de culto que descanzó durante 5 años en barrica de roble y combinó perfectamente bien con el postre y en su medida justa supo no empalagar.
No tengo referencia del precio ya que fue un obsequio de José Luis Lugilde. Viene en botella de 500 ml. y realmente estuvo bueno.

Por último cerramos con café Nespresso, frambuesas bañadas en dos chocolates de Rapa Nui y un vodka saborizado con maracujá y licor de café Kahlúa.


Por supuesto hubo show de magia y sorteo que ganó Diego y se llevó una botella de El Vino del Mes.


Gracias a todos los que participaron de la velada por hacerla tan entretenida y a todos ustedes por leernos.


Hasta la próxima!!