¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos

Un vino sin risas es un vino perdido



 Esteban Bruno    7 de agosto de 2015 18:29    Etiquetas:,,, 
Últimamente me estoy dedicando a hacer reseñas breves sobre vinos que estoy tomando o que tomé no hace mucho. En esta oportunidad voy a contarles sobre el proyecto de un amigo de la casa que a pedido de un público muy grande se lanzó a hacer un vino joven con poca madera en dos sabores que son los dos varietales más vendidos en el país: Malbec y Cabernet Sauvignon.

En el frente puede verse la silueta del legendario Charles Chaplin con su bombín y su "Cayado" (bastón de madera de mango curvo) caminando hacia el horizonte y dando la sensación de satisfacción luego de haber probado una copa de este vino. 

Sobre la base de la etiqueta se parafrasea una de las máximas del actor humorista mas grande del cine mudo, "un día sin risas es un día perdido". Y de verdad es así. Todos sabemos que el alcohol desinhibe y suelta la risa, que un vino que te gusta te hace esbozar un sonrisa, que el hecho de compartir una reunión con amigos con una copa de vino de por medio te hace feliz, en fin: "un vino sin risas es un vino perdido".

Eduardo Vidal nos tiene acostumbrados a vinos de muchísima estructura, elegancia, complejidad y carácter. Hablando con él acerca de cómo me recomendaba tomar los Cayado para apreciarlos al máximo, lo primero que me dijo fue "olvidate del Nube" (haciendo referencia a su ópera prima Nube Negra). También aportó un dato no menor: "el Malbec a 18ºC y el Cabernet a 16ºC" me dijo y obviamente le hice caso.

Si bien la etiqueta no detalla la añada, tuvo ya dos vendimias: 2012 y 2013. Al día de hoy ya he tomado varias botellas del 2012 y se ha mostrado muy atrevido para ser un vino de $65.- Parece mentira pero a este precio le pelea y le gana la pulseada a muchos referentes de gama media que vemos en góndola.

Yendo al vino voy a empezar por el Cabernet Sauvignon que es frutal con un aporte de especias y notas ahumadas, muy equilibrado y tomable.
Por su parte, el Malbec en nariz es ciento por ciento fruta roja, en boca entra suave y pasa ligero. Es un vino franco que ofrece un fondo dulzón que no abruma, al contrario, le sienta bien.
Ambos varietales se caracterizan por tener una muy buena acidez y largo final.

Debemos felicitar a Eduardo por haber cumplido su objetivo: "quiero hacerle llegar al consumidor un vino con una excelente relación calidad-precio".

Hace poco fue fraccionada la cosecha 2013 y los tengo en gatera esperando que ganen tiempo en botella para descorcharlos. Sígannos por las redes sociales que ni bien pruebe alguno les cuento mi parecer.

Hasta la próxima!!!

Acerca de Esteban Bruno

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas euismod diam at commodo sagittis. Nam id molestie velit. Nunc id nisl tristique, dapibus tellus quis, dictum metus. Pellentesque id imperdiet est.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos tu comentario.