¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos
Fue un año que empezó con mucha energía y lleno de alegría con una de mis hijas arrancando primer grado y sabiendo que la otra terminaría el nivel primario, y que lamentablemente termina con la inmensa tristeza de haber tenido que despedir a tres seres muy queridos que pasaron a mejor vida. 

La idea del 2015 había sido la de renovar la visualización del sitio y volver a retomar la frecuencia de publicación de notas. El primer objetivo lo pude cumplir y la nueva imagen ha sido muy bien recibida por los lectores del blog. El segundo objetivo, no pude cumplirlo  y espero, de a poco, volver a tomar ritmo en el nuevo año.

Quiero agradecer la compañía y las palabras de apoyo que fui recibiendo a lo largo de los últimos meses del año que me ayudaron a mantenerme y entender que la vida sigue y hay mucho por dar y hacer aún.

El título del post fue la frase de cabecera de la fiesta de egresada del nivel primario de mi hija y fueron palabras que llegaron a mi en el momento justo. Hoy las comparto con ustedes, en vísperas de la finalización del año.

Les deseo un gran 2016 a todos.

Salud!!