¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos

#ElVinoEnVinotecas - SOIL



 Esteban Bruno    16 de mayo de 2016 8:30    Etiquetas:, 
A la hora de comprar una botella de vino muchas son las opciones que tenemos como consumidores. Podemos pasearnos por las grandes góndolas de los supermercados, visitar al mini mercado del barrio, al chino de a la vuelta, comprar por Internet, o darnos una vuelta por una vinoteca. Todo dependerá de qué experiencia buscamos. Hoy, como primera iniciativa de grupo Blogueros en su Tinto, vamos a ocuparnos de la última opción acercándoles historias de distintas vinotecas del país para que conozcan un poco más de cada una. 

A continuación les presentamos SOIL, un proyecto de dos amigos que apostaron a darle una vuelta de tuerca a la venta de vinos en vinotecas dejando una experiencia positiva en sus clientes. 


Ezequiel Schneer y Marcelo Yanisky son dos sommeliers que se conocieron en el ámbito laboral cuando Marcelo trabajaba como gerente de una sucursal de una vinoteca grande y Ezequiel fue a hacer una promoción de la bodega para la que trabajaba. Se entendieron tanto que a la semana ya estaban haciendo catas a ciegas de vinos de todo el mundo.
Desde ese momento, cada uno siguió su propio camino en lo laboral, ambos sommeliers, gastronómicos y docentes, pero sin perder la magia de juntarse a descubrir aromas, sabores y sensaciones en cada descorche que compartían, hasta que surgió la idea de montar una vinoteca en donde poner todo el corazón y la experiencia adquirida durante tantos años como para transmitir ese amor por el vino a cada persona que ingrese a su negocio.

Así nació SOIL hace 2 años y medio. El nombre surgió en un retiro y viene de suelo que "no dice nada de vinos, pero lo dice todo" nos explica Ezequiel.

Montaron su altar en un pequeño local que se encuentra enclavado en el ángulo sureste del paquetísimo barrio de Recoleta, frente a la Plaza Libertad. A la pregunta de por qué eligieron la zona, nos comenta Ezequiel:
"Queríamos estar en un lugar céntrico pero que no pase mucha gente. Tener tranquilidad. No queremos ser un lugar que despache vinos, sino todo lo contrario, tener pocos clientes, pero buenos".

Al atravesar la puerta de entrada, se puede encontrar una gran variedad de etiquetas de diferentes gamas y partes del mundo así como algunos productos gourmet. En líneas generales, apuntan a proyectos conocidos como boutique, de autor, de garaje, pero sin perder de vista a grandes referentes de la industria. Apuntarle a este nicho les hizo construir una suerte de simbiosis con las grandes cadenas (hay varios locales cerca) ya que las mismas le derivan clientes que buscan algún elixir que no es de venta masiva y, asimismo, ellos les derivan a los que buscan vinos de bodegas más comerciales y conocidas.

Mientras Ezequiel prepara un café con un amaretti italiano para amenizar la charla, suena una música muy suave, hacemos un paneo visual del local y encontramos una serie de libros de vinos y gastronomía que llama la atención. "Somos bastante melómanos, nos gusta la buena literatura, coleccionamos libros de vinos, buena música, buena comida" comenta Ezequiel.

Las catas son un valor agregado muy grande. Se hacen casi todos los jueves (al menos tres jueves al mes), y son bien variadas y temáticas: grandes malbecs de alta gama, grandes blends, vinos del mundo, etc.
"Queremos que la gente pruebe vinos del mundo para que pueda exigirle a la industria que haga buenas cosas".
Las catas arrancan a eso de las 19:30 y van siempre acompañadas con una tabla de quesos. "Cuando son dirigidas por nosotros tratamos de no aburrir. Tiramos 2 o 3 tips y dejamos que la gente se exprese. Luego de finalizada, se arma una picada y se continúa debatiendo sobre los vinos probados y se van abriendo algunas cositas más".

Además, cuenta Ezequiel, "todos los días probamos vinos y si pasás por el local (por la tarde) terminás con una copa en la mano. Mismo hay clientes que pasan y traen vinos tapados para probar a ciegas".

Estas reuniones se realizan en el subsuelo del local donde se encuentra por un lado el depósito, muy bien acomodado por cierto, y por otro un larga mesa con capacidad para doce personas en un ambiente más que propicio para entregarse al placer de degustar vinos.

Como todos sabemos, hoy por hoy la comunicación en redes sociales en un punto fundamental para estar cerca de los clientes. SOIL tiene presencia en Facebook, Twitter e Instagram, todas administradas por un amigo.

Por último no queda más que agradecer el tiempo que nos brindaron para llevar a cabo la entrevista y sin lugar a dudas, cuando estén cerca de la zona de Tribunales o Recoleta, háganse una escapada para conocer esta gran boutique de vinos. 

Ficha Técnica:
Vinoteca SOIL
Buenos Vinos. Buenos Aires.

Contactos: Ezequiel Schneer y Marcelo Yanisky
Dirección: Libertad 970 - C.A.B.A.
Teléfono: +5411-4811-0664
Horarios: L a V de 10:00 a 20:00 / S de 10:00 a 18:00
Sitio web: http://www.soilwines.com.ar
Mail: info@soilwines.com.ar
Redes Sociales: /soilwines | @soilwinesba | /soilwines

Para estar al día,  denle Me Gusta a la página de Facebook de #BloguerosEnSuTinto

La foto del toldo en el collage fue tomada de Google Maps

Acerca de Esteban Bruno

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas euismod diam at commodo sagittis. Nam id molestie velit. Nunc id nisl tristique, dapibus tellus quis, dictum metus. Pellentesque id imperdiet est.

4 comentarios:

  1. MUCHACHOS:

    Me encanta esta vinoteca !!
    Cuando ando por Baires voy seguido, pues siempre tiene rarezas para probar.
    Además, da mucho placer hablar relajado de vinos con Marcelo y Ezequiel...

    Buena nota, como de costumbre.
    Abrazo a ambos. ROBERTO

    ResponderEliminar
  2. fui solo una vez a Soil y me llevé un grato recuerdo. Si no fuera por la distancia iría todos los días a tomar vinos y hablar de literatura con sus dueños.
    ¿Te mostraron las joyitas que guardan en la cava?

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de irnos Ezequiel nos mostró la cava que tienen bajo llave en la que pude ver un Chateauneuf du Pape entre varias joyitas y un humidor con su colección de puros. Realmente un lujo.

      Eliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.