¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos

Barrida de Clos de los Siete



 Esteban Bruno    21 de septiembre de 2016 17:30    Etiquetas:,,, 

El día 14 de septiembre participé de una cata vertical del vino argentino más vendido en el exterior. Estoy hablando del Clos de los Siete.
Un vino que parte del sueño del afamado enólogo francés Michel Rolland que allá por 1998 se hizo de unas 850 hectáreas en Mendoza, en Vista Flores para ser precisos, y convocó a un grupo de amigos productores franceses para que vengan a elaborar un vino en esta tierra. 

Dentro del Clos (propiedad vitícola cercada por un muro [fuente]) se instalaron distintas bodegas (Monteviejo, Cuvelier Los Andes, Diamandes y Rolland) que debían destinar un porcentaje de su producción y espacio en bodega para la creación del blend Clos de los Siete. Es decir, un blend de blends con la dirección y supervición de Michel Rolland que viaja a Mendoza cuatro veces al año para hacer un seguimiento exaustivo.

Un proyecto que, como nos contó Ramiro Barrios, gerente general de la bodega, arrancó en 2002 con unas 200.000 botellas y llegó al tope de 1 millón exceptuando el 2011, cuando hubo problemas por granizo, pero que remediaron rápidamente sacando al mercado la siguiente cosecha.

La vertical arrancó de la 2013 (cosecha actual), 2012, 2011, 2010, 2009 y la 2006

En todos los casos, el proceso de elaboración es el mismo, variando la composición del corte pero con base firme de Malbec por encima del 50% excepto la 2006 que fue de 45%. 
Lo mismo para la crianza del vino que todos los años fue 70% en barricas francesas 1/3 nuevas, 1/3 de primer uso y 1/3 de segundo, excepto la 2006 que fue de 10 meses el 66% del vino en barricas nuevas y el resto en cuba.

Yendo al evento, convocado por Alejandra Ferhmin, de A1 Comunicación, se realizó en el elegante y tradicional Oviedo Restaurante y fue dirigido por Ramiro Barrios y Gustavo Paolucci.  
Nos recibieron con una copa de L'Argentin de Malartic Rosado 2016 que a diferencia de añadas anteriores que he probado su perfil mineral y elevada acidez me dejó un muy grato recuerdo.


Al pasar al salón nos esperaba una gran mesa con seis copas para cada uno donde se servirían las distintas cosechas a fin de poder hacer las comparaciones.

Luego del servicio de las dos primeras añadas arrancó un tapeo que incluyó, entre otros manjares, gazpacho, ceviche, vitel toné, provoletita y albondiguitas. Luego junto al servicio de las últimas dos añadas, se sirvió el plato principal que para sorpresa de muchos era pescado y el maridaje estuvo muy bien.


A continuación una breve descripción de lo que me dejó cada una de las añadas degustadas:

2013: Excelente acidez (la mejor de los seis). Fruta y flores en agite. Taninos algo rudos aún. Final largo. Esta es la cosecha que se comercializa actualmente con un precio sugerido de $ 245.-

2012: Nariz apagada con notas frutales que aparecieron luego de 35' en copa. Amable en boca con cierta astringencia, acidez no muy elevada y retro frutal.

2011: Gran profundidad de color, fruta negra pimienta y nota balsámica. Boca intensa, elegante y muy bien estructurado.

2010: Color intenso y nariz compleja. Ataque suave, cuerpo medio, algo corto y menos profundo y expresivo que el resto.

2009: Gran intensidad (como si no hubiese pasado el tiempo). Nariz compleja. Boca fresca, con equilibrio mostrando todo el potencial en el medio de boca donde llena el paladar. Largo y agradable final. Gran elegancia y madurez.

2006: ¿10 años? Si!! Sin notas de evolución en color. Fruta madura y notas ahumadas. Boca gorda con taninos sedosos. Elegante (el más) y complejo. Ideal para maridarlo con música o buena lectura disfrutando cada copa.


Terminada la degustación, Ramiro me consultó sobre qué me habían parecido los vinos y le comenté mi orden de preferencias: 2006, 2009, 2011, 2013, 2012 y 2010. A la mayoría el que más le gustó fue el 2013. En mi caso reconozco que tengo cierto gusto por los vinos guardados.

Luego de la cata llegó Emilio Garip, dueño de Oviedo Restaurante quien se sumó a probar la vertical y coincidió que más allá de la añada estamos frente a un ejemplar de exportación de excelentísima relación precio-calidad que es fiel al terroir y al sello Rolland.


Salud!!












Acerca de Esteban Bruno

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas euismod diam at commodo sagittis. Nam id molestie velit. Nunc id nisl tristique, dapibus tellus quis, dictum metus. Pellentesque id imperdiet est.

2 comentarios:

  1. Linda nota Esteban, habrá sido una gran experiencia esa vertical! Abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.